A día de hoy, la ortodoncia no es solo cosa de niños, ya que cada vez son más los adultos que se realizan un tratamiento de ortodoncia para mejorar tanto la estética dental como su función masticatoria. Pero, ¿qué tipos de ortodoncia hay?.

Gracias a la innovación tecnológica de los últimos años, los tipos de brackets que ofrecemos actualmente en Artdenta a nuestros pacientes han cambiado completamente. Los adultos ya no solo tienen la opción de los tradicionales brackets metálicos para mejorar su sonrisa, sino que disponemos de diferentes tipos de bracketspara solucionar los problemas funcionales o estéticos sin que nadie se dé cuenta de que se están sometiendo a un tratamiento de ortodoncia, ya que son imperceptibles.

¿Qué tipos de brackets existen? y ¿Qué diferencia hay entre los brackets? son dos de las preguntas más frecuentes que nos encontramos diariamente en la clínica, por lo que intentaremos contestarlas en este artículo.

  • Brackets estéticos transparentes

Este tipo de brackets, ya sean de porcelana o de zafiro, ofrecen las mismas prestaciones que los brackets metálicos pero con una imagen mucho más estética. Combinados con los arcos estéticos de última generación, son la opción preferida por adolescentes y adultos reacios al tratamiento con brackets metálicos.

  • Brackets linguales

Los brackets linguales son ideales para pacientes que demandan una alta estética. Se fabrican de manera individualizada para cada paciente, con el fin de obtener un ajuste perfecto sobre el diente y unos resultados estéticos más predecibles. Se pegan en la cara interna del diente por lo que no se ven. Además, al tratarse de unos brackets hechos a medida, se confeccionan muy ajustados a la cara interna del diente, evitando rozaduras con la lengua y molestias al hablar.

  • Alineadores transparentes

Se trata de un sistema de ortodoncia ideal para aquellos pacientes que buscan un tratamiento estético y una ortodoncia cómoda. Una de sus ventajas es que permite mantener una buena higiene. Son el tratamiento de elección para adultos y adolescentes.
La ortodoncia invisible mediante alineadores transparentes es de “de quita y pon”, por lo que nos da flexibilidad para comer y cepillarnos los dientes sin las pequeñas molestias o incomodidades que puede generan un aparato de ortodoncia con brackets.

  • Brackets metálicos

Los brackets metálicos convencionales son los más conocidos y que clásicamente se han usado en ortodoncia. Existen miles de formas y tamaños pero habitualmente los brackets convencionales llevan cuatro aletas sobre las que se engancha una gomita para fijar el alambre al bracket y que éste pueda deslizarse y producir el movimiento dental. Estos tipos de brackets se fabrican en diferentes materiales transparentes como la cerámica o el zafiro, dando lugar a brackets mucho más estéticos y con un comportamiento muy similar a los tradicionales brackets metálicos.